BERENJENAS CON MIEL

Berenjenas con Miel

 

Paso 1: Lava la berenjena, parte a rodajas, y luego en bastones:

Paso 2: Échales sal por encima, y deja escurrir en la misma tabla, apoyándola en algo para que quede con inclinación; o con ayuda de un escurridor o colador.

 

Paso 3: Como a la 1/2 h. verás como sale líquido oscuro, esto se hace para quitarles el amargor.

 

Paso 4: Seca muy bien con papel absorbente, y pasa los bastones por harina. Para retirar el exceso te puedes ayudar de un cedazo o colador grande.

 

Paso 5: Sólo nos queda freírlas en aceite de oliva, sin echar muchas a la vez, y sacar a papel absorbente para retirar el exceso de aceite.
Coloca en la fuente, añade un poco de sal, y vierte un hilo de miel.

BUENÍSIMAS EN FRIÓ O CALIENTE.